Sillas Livingstone

 

Pareja de sillas de estilo isabelino, con sus características patas delanteras en curva imitando las de un animal y un precioso trabajo de ebanistería muy logrado con motivos vegetales, tanto en el respaldo como en el asiento.

 

En la época isabelina gustaban mucho las maderas y los tapizados en tonos oscuros, por eso en estas sillas hemos decidido dar un toque totalmente diferente a su estilo original. Las hemos pintado en un tono verde intenso y hemos elegido un tapizado de tela estampada tropical de flores y loros sobre blanco roto.

 

EPOCA: Años 40/50

 

MEDIDAS:: Ancho: 44 cms. Fondo: 42 cms. Alto: 90 cms

 

Después del lijado y del tratamiento antixilófagos se decidió darle un lacado verde para que combinara con el estampado de la tela del tapizado.

 

Es un objeto indultado que ha recibido una completa transformación.

 

Al ser un mueble vintage recuperado, tiene algunas marcas menores del lógico paso del tiempo, pero nada importante.

 

Por favor, para cualquier pregunta o aclaración no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

 

PRECIO: Artículo no disponible

 

GASTOS DE ENVIO: Incluidos en el precio para envios a Peninsula y Baleares, otros destinos consultar.

Sillas Livingstone

REALIDADES Y FICCIONES

 

"Me dirigí hacia él, me quité el sombrero y dije, Dr. Livingstone, supongo. , me contestó con una sonrisa amable levantando su sombrero ligeramente. Me puse el sombrero, él el suyo y nos dimos las manos. No sabe cuánto agradezco a Dios poder conocerle, le dije. A lo que me replicó, No sabe lo que yo agradezco poder darle la bienvenida".

 

"I walked deliberately to him, took off my hat, and said: Dr. Livingstone I presume?. Yes, said he, with a kind, cordial smile, lifting his cap slightly. I replace my hat on my head, and he replace his cap, and we both grasped hands. I then said alous: I thank God, Doctor, I have been permitted to see you. He answered, I feel thankful that I am here to welcome you."

 

Como encontré a Livingstone, Henry Morton Stanley

Objetos Indultados

Una segunda oportunidad siempre es posible

MÚSICA INSPIRADORA