Piano S.XIX

 

 

PIANO S. XIX. ESTELA & BERNAREGGI

 

Piano vertical de la afamada marca barcelonesa Bernareggi & Estela, fechado en la última década del siglo XIX.

 

Esta fabricado en madera de caoba y teclado de marfil. Porta unos candelabros de bronce para iluminar la partitura de estilo modernista, acorde con la época y lugar de fabricación.

 

La maquianaria no es la original, sino que fue cambiada hace unos años, algo que tiene un efecto significativo en la calidad del sonido.

Esta actualización de la maquinaria, de antigua a moderna, aumenta significativamente el valor de mercado del instrumento.

 

Sólo necesitaría ser afinado para poder disfrutar de este trozo de historia de la música.

 

EPOCA: Ultima decada siglo XIX

 

MEDIDAS: Largo: 139 cms. Fondo: 65 cms Alto: 165 cms

 

Por favor, para cualquier pregunta o aclaración no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

PRECIO:Consultar

 

GASTOS DE ENVIO: Incluidos en el precio para envios a Peninsula y Baleares, otros destinos consultar.

Piano Siglo XIX

REALIDADES Y FICCIONES

 

A principios del siglo XX, en España había varias fábricas de pianos, cuya mayor parte se encontraba en Barcelona. En esa época, la producción total ascendía a unos 2.500 pianos anuales, de los cuales un número considerable se exportaba a Suramérica.

Bernareggi fue una de las fábricas de pianos más antigua de Barcelona. En función de quién fue su dueño, a lo largo del tiempo, la empresa cambió de nombre. Según informan varias fuentes, originariamente la empresa fue fundada hacia 1830 por la familia Bernareggi, aunque no llegó a Barcelona hasta 1847. En 1897 la fábrica abrió una nueva oficina en el bullicioso Ensanche, en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, número 275, entre el Paseo de Gracia y la Rambla de Cataluña. Justo a su lado, abrió las puertas el nuevo salón de conciertos que había proyectado el arquitecto Tiberio Sabater: la Sala Estela.

 

Véase como fue descrito en 1897 en El Noticiero Universal, época de mayor crecimiento de la empresa:

Y como le amo, he querido conocer su historia, y la he conocido con solo visitar los cinco pisos de la fábrica Estela y Bernareggi, donde paso a paso he seguido la transformación de las informes materias que en el quinto se depositan, y que, descendiendo de uno a otro, al llegar a la planta baja quedan convertidas en el elegante mueble y melódico instrumento, dispuesto ya a responder en dulce lenguaje a lo que de él exijan los que conocen su idioma.

 

En esos años, según La Publicidad, el negocio tuvo mucho éxito: hasta 1897 vendieron una media de 250 pianos anuales y salieron unos 700 pianos para las Antillas, Centroamérica, Suramérica y Portugal. La Publicidad describió:

La poderosa razón que demuestra el crescendo de la fábrica Estela & Bernareggi es no sólo la actividad del gerente, sino la bondad de la mercancía, gracias, en una buena parte, a la inteligencia del jefe de fabricación Mr. Thomas, se ha colocado a la altura de las mejores del extranjero.

 

Texto extraído de “Fabricantes de pianos en la Barcelona de 1900”, de Mutsumi Fukushima.

 

Texto integro del articulo

 

MÚSICA INSPIRADORA

Objetos Indultados

Una segunda oportunidad siempre es posible