Lámpara Flores

 

Lámpara araña de cinco brazos con una profusa decoración de flores de porcelana tipo capodimonte de varios colores que hace que sencillamente, luzca espectacular .

 

La combinación del color neutro de la estructura con los vivaces colores de la porcelana, consiguen un efecto muy vstoso, que la convierte en un elemento decorativo perfecto para cualquier rincón del hogar. Puede ser ideal para una habitación infantil por su alegría y naturalidad.

 

EPOCA: Años 50

 

MATERIALES: Bronce, latón y porcelana

 

MEDIDAS:: Alto: 71 cms . Diametro max: 52 cms

 

Después de ser totalmente desmontada y eliminar los barnices de la estructura, se procedió a cambiar todo el sistema eléctrico, poniendo un trasformador para bombillas LED y unos casquillos G4, para que el gasto total de la lámpara no pase de 10W.

 

Luego se pintó la estructura metálica de un color similar al blanco roto de la porcelana, y se rehicieron todos los alambres de las flores y de los cristales.

 

Al ser un lámpara de más de 50 años, tiene algunas marcas menores sobre todo en la parte superior de los platillos de cerámica, pero quedan ocultos una vez colocada. Por favor, para cualquier pregunta o aclaración no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

PRECIO: 275 €

 

GASTOS DE ENVIO: Incluidos en el precio para envios a Peninsula y Baleares, otros destinos consultar.

Lámpara Flores

REALIDADES Y FICCIONES

 

La noche estaba siendo demasiado larga. La acumulación de pequeños problemas me estaba atormentando, magnificados por esa mezcla de realidad y ficción que produce el duermevela. Es curioso como la noche produce monstruos que con las primeras luces del alba se desvanecen, y cómo las rocas se convierten en arena. No obstante, nuestras pesadillas dejan siempre una huella latente en nuestro pecho, una presión interna difícil de disipar.

Cuando al fin sonó el despertador, fue un alivio oírlo y tener que levantarme.

 

Fui a su habitación y encendí su lámpara de flores que, según ella, había sido el mejor regalo que había recibido nunca. Apenas asomaba su melena de pelo castaño entre la almohada y el edredón, y no se percató de mi presencia hasta que la luz de la lámpara le hizo sentir inquieta, y el susurro de mi voz dándole los buenos días la sacó de sus sueños. Sus ojos empezaron a abrirse con la parsimonia que da la inocencia. Cuando sus chispeantes ojitos color caramelo lograron enfocar mi figura, un acto reflejo hizo que brotara su bella sonrisa y dijera: “Papiii”

 

En ese instante, la tensión de la noche se esfumó y tuve la sensación de haber dormido a pierna suelta.

MÚSICA INSPIRADORA

Objetos Indultados

Una segunda oportunidad siempre es posible